El Centre d’Estudis Jesús Moncada de Mequinenza ha acogido la presentación de ‘Memòria, oralitat i ironia a la narrativa de Jesús Moncada’ de Artur García

Se trata de uno de los dos trabajos ganadores del I Premio de Investigación Jesús Moncada. La actividad coincide con la celebración del Día Internacional de la Lengua Materna y del 35 aniversario de la Declaración de Mequinenza.

«Memòria, oralitat i ironia a la narrativa de Jesús Moncada» fue uno de los dos trabajos ganadores, “ex aequo”, de la primera edición de los Premios de Investigación Jesús Moncada que convoca el Ayuntamiento de Mequinenza. Su autor, Artur García, ha ofrecido una charla en el Centre de Estudis Jesús Moncada presentando su obra ante cerca de medio centenar de personas. El acto forma parte de las actividades programadas para conmemorar del Día Internacional de la Lengua Materna y el 35 aniversario de la Declaración de Mequinenza.

En el acto ha participado María Rosa Moncada, hermana del escritor de Mequinenza, los conejales Mari Ángeles Soler, Antonio Llop, Antonio Sanjuán y Montse Gimeno y Magda Godia, alcaldesa de Mequinenza, que ha anunciado la inminente publicación de las bases para participar en el II Premio de Investigación Jesús Moncada dotado con 3.000 euros para el ganador.

Andreu Villella, el seudónimo con el que se presentó a concurso, ha comenzado su presentación explicando los motivos que le llevaron a redactar este trabajo, que acabó siendo su tesis doctoral, y centrándose en los años 80 cuando, ha dicho, “se hablaba de autores urbanos, los modernos, y los rurales, los antiguos, algo muy alejado de la realidad si nos fijamos en la obra de Moncada”. En su trabajo, como su propio título indica, se ha fijado en la estrecha relación entre la memoria, la oralidad y la ironía en la narrativa del autor mequinenzano. Si bien reconocía que “Camí de Sirga”, la obra universal de Moncada traducida a más de 20 idiomas, “es difícil de leer” aseguraba que se trata de una novela muy bien pautada “y mucho más divertida cuando la vuelves a leer”. Recordaba que “a raíz de su lectura, en cuarto de Educación Secundaria, es cuando empecé a interesarme por Jesús Moncada”.

Entre las conclusiones, a las que ha llegado buscando puntos en común en los textos del escritor, se detenía en que los tres conceptos, memoria, oralidad e ironía, son la base de la literatura de Moncada. Afirma que la memoria oral “es el mecanismo que lo activa todo” y a partir de la cual “reconstruye la memoria colectiva para ponerla en duda a través de la ironía”, muy presente en todo la obra del autor mequinenzano. Un hecho que se plasma “en el esfuerzo evocador de sus personajes para demostrar, irónicamente, la fragilidad de esta pugna” en una Mequinenza empeñada en “crear mitos, como los “llauters” o los partidos de fútbol, para quedar bien en la historia ante su desaparición” por la construcción del embalse de Riba-roja.

 

error: