Mequinenza

Mequinenza se sitúa en el extremo oriental de Aragón, en la provincia de Zaragoza, formando parte de la Comarca del Bajo/Baix Cinca.

La confluencia de las aguas de los ríos Ebro, Segre y Cinca conocida como Aiguabarreig, a su paso por la localidad dibuja una de las estampas más bellas y singulares que se pueden contemplar en Aragón. Mequinenza es el lugar donde se unen la historia, la cultura y el paisaje de una forma singular.

En lo alto de un gran espolón, se ubica el Castillo de Mequinenza, uno de los principales exponentes de arte gótico de la comunidad. Protagonista de batallas y asedios,  fue testigo también del devenir de un pueblo con una historia de lucha y tesón.

La construcción del embalse de Ribarroja, que junto al de Mequinenza forma el Mar de Aragón, obligó a los mequinenzanos hace 50 años a trasladarse de su milenario Pueblo Viejo junto al Ebro a la nueva y moderna Mequinenza.

Un traslado que supuso un duro golpe para la población que comportó el cierre de minas de carbón, de indústrias y vió como se anegaban sus fértiles tierras y se ponía fin a la navegación fluvial tradicional y al mítico Camino de Sirga.

Una buena opción para conocer esta apasionante historia es visitar los Museos de Mequinenza que conservan el pasado, el patrimonio y la memoria colectiva de la población.

Mequinenza ofrece además otras alternativas para los amantes del senderismo, la observación de aves o los deportes acuáticos. El GR-99 Camino Natural del Ebro atraviesa el municipio y discurre paralelo al río, siguiendo el antiguo trazado del Camino de Sirga utilizado para remolcar las embarcaciones del río Ebro.

Estas grandes masas de agua atraen a pescadores deportivos de todo el mundo que disfrutan de una pesca abundante a lo largo de todo el año. Numerosas empresas de turismo activo también ofrecen la posibilidad de practicar diversos deportes acuáticos.

error: