Pablo Zamora gana el XXII Descenso Internacional del Cinca en Piragua

El conquense se ha impuesto en un apretado final en Mequinenza a los K2 de Manuel y Víctor Craviotto y de Pablo Colomo y Martín Otazu.

Por segunda vez en la historia, y tras 5 años, un K1 gana el Descenso Internacional del Cinca en Piraguas en la que han participado cerca de 650 palistas entre modalidad de competición y la popular. Pablo Zamora del Club Piragüismo “Las Grajas” de Cuenca ha sido el primero en cruzar la meta en la vigésimo segunda edición de esta prueba que une las localidades del Fraga, Torrente de Cinca y Mequinenza. El conquense ha invertido un tiempo de 1 hora 20 minutos y 16 segundos en recorrer los 19 kilómetros de recorrido.

Como ya ocurriera el año pasado el podio se ha decidido en los últimos metros en un apretado final en el que Zamora, que ya había participado en anteriores ediciones del Descenso, se ha jugado la victoria final con los K2 de Manuel y Víctor Craviotto, del Sícoris Club de Lleida, y de Pablo Colomo y Martín Otazu, del Club Piragüismo Pamplona, que han ocupado la segunda y tercera plaza.

En categoría femenina Ares Izard y Alba Juanes, del Sícoris Club de Lleida, han sido las primeras en cruzar la meta mientras que Sonia Arcos y Moisés Grualva, del Club Piragüismo Pamplona, lo han hecho en categoría mixta. El Sícoris Club de Lleida se ha impuesto, por segundo año consecutivo, en la clasificación por equipos seguido del Club Natación Helios de Zaragoza y del Club Piragüismo Pamplona que ha sido tercero empatado a puntos con el cuarto cliasfucado, el Scooter Club Algemesí de Valencia. En lo que respecta a la modalidad popular la embarcación de Jordi y Silvia Florensa han sido los primeros en llegar a meta lo que les ha valido ganar un lote de productos artesanos de Miel “La Galinda”.

El XXII Descenso Internacional del Cinca en Piraguas se ha diputado sin incidentes remarcables gracias al amplio dispositivo de seguridad formado por 400 personas entre profesionales y voluntarios en una calurosa mañana. La prueba ha estado marcada por el poco caudal del Cinca que ha causado embotellamientos en el conocido como rápido de “La lavadora”, al reducirse la zona de paso, y por la presencia de macrófitos en la zona de llegada, que ha obligado a desplazar la línea de meta.

Antes de la entrega de premios Juan Rodrigo ha recibido el premio “Valores del Cinca” que este año ha recaído en Cruz Roja, entidad que preside a nivel de la provincia de Huesca. Un galardón que otorga la organización de la prueba por “su constante apoyo en el dispositivo de seguridad y trabajo con los organizadores de la prueba deportiva prácticamente desde sus inicios, que han permitido incluir mejoras constantes en cada edición”.

En el acto de entrega de trofeos, celebrado en la Sala Vora Riu, ha participado Marco Ibarz, presidente de la Comarca del Bajo Cinca, Magda Godia y Carmen Costa, alcaldesas de Mequinenza y Fraga, Débora Bravo vicepresidenta de la Comarca del Bajo Cinca y concejal de deportes del Ayuntamiento de Mequinenza, Héctor Alonso, consejero comarcal de deportes, Javier Catalán, diputado provincial por Huesca, Manuel Molina, concejal del Ayuntamiento de Mequinenza, Chema Celorrio, presidente de la Federación Aragonesa de Piragüismo, y Nieves Llaneza, vicepresidenta del Comité Organizador del Descenso del Sella con el que está hermanado el descenso del Cinca

error: