Los Pajes Reales recogen muy poco carbón en su visita anual al Museo de la Mina de Mequinenza

El comportamiento ejemplar de los pequeños de la localidad y de municipios vecinos durante toda la pandemia ha hecho que los mensajeros de los Reyes Magos hayan reducido a la mínima expresión su cargamento de carbón.

Las cámaras de seguridad de los Museos de Mequinenza han sorprendido a los tres Pajes Reales que cada año visitan el Museo de la Mina para recoger carbón para entregar a los pequeños menos buenos. Revisadas las grabaciones, los responsables de los Museos han constatado que este año apenas han recogido carbón.

La principal razón, y salvo alguna excepción, es por el buen comportamiento que los pequeños han tenido durante toda la pandemia, tanto los de la localidad como los de municipios vecinos. Una situación complicada para todas las familias que ha obligado a cambiar hábitos por las restricciones que se han tenido que aplicar por la Covid-19.

Es por ese motivo, y a pesar de todas las dificultadas, por el que, con toda seguridad, los Reyes Magos van a ser generosos con los pequeños que este año no van a recibir carbón como premio a lo bien que lo han hecho. Los Pajes  Reales han dejado una carta en la que, además de agradecer las atenciones recibidas, hacen un llamamiento a la responsabilidad individual para seguir luchando y dejar atrás cuanto antes la crisis sanitaria a la vez que han pedido a pequeños y mayores que cumplan escrupulosamente con las medidas fijadas en la próxima visita de sus Majestades que se anunciará en breve.

error: