Barcelona homenajea a Jesús Moncada cuando se cumple el 80 aniversario de su nacimiento

Se ha descubierto una placa literaria en el inmueble en el que vivió el escritor de Mequinenza en el barrio de Gracia como parte del proyecto “Mapa Literario de Barcelona”

El escritor de Mequinenza Jesús Moncada ya forma parte oficialmente del “Mapa Literario de Barcelona”, un proyecto del ayuntamiento de la Ciudad Condal en el que se localizan calles y rincones que han sido habitados, frecuentados o inmortalizados por escritores de todas las épocas y de todos los orígenes. Durante el acto, en el que participaron un centenar de personas, se descubrió una placa literaria en el inmueble en el que vivió el escritor de Mequinenza, situado en el número 157 de la calle Torrent de l’Olla, coincidiendo con el 80 aniversario de su nacimiento.

Antes de descubrir la placa Eloi Badía, concejal del Distrito de Gracia, tras la bienvenida, se refería “a la huella que dejó Moncada en el barrio barcelonés” y a las actividades que se están llevando a cabo en las bibliotecas entorno a la figura del escritor de Mequinenza y a sus obras. Rosa Mari Moncada, hermana del autor, se dirigía a los presentes agradeciendo su presencia en el acto “en el que debería haber estado Jesús, una persona que se hacía querer” y que “además de mequinenzano es de Gràcia”.

Antonio Sanjuán, alcalde de Mequinenza, destacaba que con esta iniciativa “reforzamos los vínculos entre Mequinenza y Barcelona a través de Moncada, el mequinenzano de Gràcia más universal gracias a sus novelas, en las que conservó parte de la memoria colectiva de la antigua Mequinenza que nos arrebató la regulación del Ebro”. En su intervención recordaba a Magda Godia “gran altavoz de la obra del escritor y firme defensora del catalán de Aragón”. Incidió en el hecho que era su primer acto público fuera de Mequinenza como alcalde “que la casualidad ha hecho que coincida con el 80 aniversario del nacimiento de Jesús y el 50 aniversario del traslado del Poble Vell al actual núcleo urbano”, por la construcción del embalse de Riba-roja, y compartió anécdotas “con el vecino de mis padres”.

Por su parte, Jordi Rabassa, concejal de Memoria Democrática del Ayuntamiento de Barcelona,  cerró las intervenciones refiriéndose al “impacto que me causó leer por primera vez Camí de Sirga” y a la llegada de Moncada a Barcelona que “contribuyó a la construcción de una Ciudad a partir de muchas identidades diferentes”. Se detenía en la iniciativa de descubrir estas placas en diferentes puntos que “hacen que, en este caso, al verla, fijemos su memoria y nos preguntemos quien era Jesús Moncada lo que facilitará descubrirlo o conocerlo un poco mejor”.

Abrir chat