Los visitantes del Museo de la Mina de Mequinenza podrán disfrutar de la exposición “Picant al passat” de Mar Aguilar hasta finales de agosto

Esta instalación artística sonora e interactiva conecta al visitante con la memoria histórica colectiva de un pueblo que estuvo dedicado a la minería a través de los valores que transmiten los mineros.

El pasado sábado se inauguraba en el Museo de la Mina de Mequinenza la exposición “Picant al passat” de la mequinenzana Mar Aguilar, que puede visitarse en una de las galerías del espacio museístico hasta finales de agosto. Se trata de una instalación artística sonora e interactiva que es el resultado de varios meses de intenso trabajo con el que la autora conecta con la memoria histórica colectiva ligada a la explotación minera de la cuenca que se interrumpió con el cierre, a mediados de 2014, de la última de las minas que mantenían la actividad. Un homenaje a los mineros y sus familias.

El montaje se corresponde a 7 cabezas de pico suspendidas del techo de la galería, forjadas en aluminio expresamente para la ocasión y con una sonoridad concreta, afinadas una a una. Se corresponden con las 7 notas de la escala musical representado a 7 mineros a los que Aguilar entrevistó como parte del proyecto para determinar los valores que los trabajadores transmitían y que han quedado grabados en los mangos de los picos con los que se golpean las cabezas para así transmitirlos. En la concurrida inauguración de la exposición fueron los hijos e hijas de mineros los encargados de hacer sonar las cabezas de pico.

No es la primera vez que el Museo de la Mina de Mequinenza acoge propuestas artísticas, en octubre de 2019 el artista barcelonés de ascendencia mequinenzana Joan Parramón protagonizó una acción pictórica junto a los alumnos del Colegio María Quintana.

Abrir chat