Una fotografía de los llauts de Mequinenza seleccionada para formar parte de la exposición “I Remeber Water” de la Red Mundial de Museos del Agua de la UNESCO que estará de gira por todo el mundo.

La exposición podrá verse de forma online y física en los diferentes museos de la red y busca explorar las relaciones que ha establecido el ser humano con el agua a través de fotografías de los cinco continentes.

La Red Mundial de los Museos del Agua de la UNESCO  ha seleccionado para su exposición “I Remember Water” una fotografía de los llauts de Mequinenza perteneciente al archivo de los museos que muestra la importancia que tuvo la navegación fluvial tradicional en la población hasta la construcción de los embalses. La muestra la completan un total de 60 fotografías escogidas por un equipo de comisarios internacionales que se ha encargado de la selección y organización de las más de 400 instantáneas recibidas por parte de cerca de 60 instituciones museísticas y varios artistas de todo el mundo.

La muestra, está disponible de forma online en “I Remember Water” y en breves iniciará un viaje físico por diferentes museos de todo el mundo con el objetivo de mostrar la diversidad, la riqueza y la universalidad de las historias del agua. 

La exposición permite recorrer de manera virtual los “paisajes del agua” a través de seis secciones: vida, juego, patrimonio, espiritualidad, pertenencia y  transformaciones. Todas las imágenes recopiladas exploran desde diferentes perspectivas las sorprendentes afinidades de las conexiones de toda la humanidad con el agua y sus preciados legados. De este modo, se busca compartir las diferentes visiones y memorias del agua de los museos e instituciones afiliados a esta red de la UNESCO, entre los que se encuentran los Museos de Mequinenza

Los Museos de Mequinenza fueron la cuarta institución museística española que pasó a formar parte de la Red Mundial de los Museos del Agua de la UNESCO por la vinculación histórica, cultural y natural de la localidad con el agua de los ríos que se unen en la confluencia del Aiguabarreig de Mequinenza.

Entre los objetivos de esta red figuran el intercambio de experiencias a nivel internacional, la creación de mejores prácticas para desarrollar nuevas percepciones culturales sobre el agua y la búsqueda de modelos de gestión más sostenibles para el surgimiento de una “nueva cultura del agua” vinculando el conocimiento tradicional con las agendas contemporáneas para desarrollar soluciones sostenibles.

Abrir chat