La Orquesta Municipal de Música de Mequinenza recorrió del barroco a Queen en su concierto de verano

La formación, que se nutre de alumnos de la Escuela Municipal de Música “José Ferrer”, ofreció un ecléctico recital en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción para despedir el curso.

La Orquesta Municipal de Música de Mequinenza volvía a la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, que registró una buena entrada a pesar de lo caluroso de la tarde, para ofrecer el concierto de verano con el que se clausura el curso bajo la dirección de Álex Prats. Un recital muy ecléctico dividido en dos partes bien diferenciadas: una clásica y otra más actual.

Un concierto educativo en el que Prats introducía las piezas seleccionadas con una breve explicación para poner en contexto al público que arrancó con dos obras del barroco de Henry Purcell y de Georg Friedrich Händel para continuar con “Serenade” de Franz Schubert y una de las “variaciones enigma” de Edwar Elgar con la que se cerró el apartado clásico.

La segunda parte del recital comenzó con dos composiciones de Astor Piazzola en las que se fusiona tango y jazz para dar paso al apartado de bandas sonoras y musicales con composiciones como “Leyendas de pasión” de James Horner, “Los miserables” de Claude-Michel Schönberg, “Cinema Paradiso” de  Ennio Morricone o “Misión: imposible” del argentino Lalo Schifrin.

Por último la Orquesta Municipal de Música sacó su lado más pop y acabó el recital con un medley de canciones de Queen al que añadió un bis de “Misión: imposible” tras el que el público, en pie, despidió a los músicos.

Abrir chat