Museus de Mequinensa va superar els 6.000 visitants el 2018

El crecimiento respecto a 2017 ronda el 50% con un incremento de visitantes que provienen de Catalunya, Aragón, País Vasco, Comunidad Valenciana, Madrid y Francia.

Museus de Mequinensa cierra 2018 con cifra récord de visitantes con un total de 6.123 visitas y un crecimiento que ronda el 50 % respecto a las cifras registradas en 2017. El repunte se ha producido en visitantes que provenían principalmente de Catalunya, Aragón, País Vasco, Comunidad Valenciana, Madrid y Francia. El perfil no varía, centrándose en un público muy familiar atraído por la experiencia de visitar el Museu de la Mina. Para ello es necesario colocarse un casco antes de recorrer, en las profundidades de una mina, 150 años de historia del duro oficio de la minería en la localidad.

Se ha registrado en el último año un repunte en visitas de grupos, y no sólo de colegios, que apuestan también por el turismo literario con una visita al Poble Vell, el antiguo núcleo urbano de Mequinenza desaparecido por la construcción del embalse de Riba-roja y del que se conserva el trazado de sus calles, que el escritor de la localidad Jesús Moncada retrató en obras como “Camí de Sirga”.
 
A ellos hay que sumar los visitantes atraídos por la celebración de diversos eventos deportivos, culturales y festivos como el Half Triatlón de Mequinenza, la Transebre BTT, el Mequinensa International Film Festival, el Certamen de Teatro Amateur de Mequinenza o las Fiestas de San Blas y Santa Águeda, declaradas recientemente Fiesta de Interés Turístico de Aragón, entre otros. 

Un tirón que consolida a Mequinenza como un referente cultural que busca dar a conocer su patrimonio minero, histórico y natural. Un destino muy apetecible, por el rico entorno de la localidad y sus instalaciones que permite la práctica de actividades de todo tipo al aire libre, como sede de diferentes campamentos, entre ellos los ofertados por el Instituto Aragonés de la Juventud (IAJ), que ha hecho crecer la ocupación del Albergue Municipal “CamÍ de Sirga”, con capacidad para 80 plazas. Por otro lado se ha estado trabajando en el desarrollo de nuevas actividades con vocación pedagógica y didáctica.

Entre ellas se encuentran iniciativas como los “Sábados prehistóricos”, el concurso “Mequinenza de foto”, la celebración del Día de los Museos, un ensayo abierto de la Orquesta de Mequinenza, la celebración de “Sant Jordi al Poble Vell” o la primera exposición temporal: “Mequinenza: un pueblo, grandes historias”, producida por Museos de Mequinenza y el Centro de Estudios “Jesús Moncada” (CEJM).

De cara al año que ahora comienza está previsto que se pongan en marcha nuevos proyectos. Entre los destacados la puesta en marcha del tren de la mina, lo que reforzará la experiencia de visitar el Museo de la Mina instalado en la galería de una mina de algo más de 1 kilómetro de longitud, la producción de nuevas exposiciones temporales, que permitirán devolver a la vida el recuerdo de la antigua Mequinenza, y nuevas propuestas en forma de actividades dirigidas especialmente pequeños en edad escolar y familias.

Museus de Mequinensa

Los Museos de Mequinenza son tres espacios museísticos que están conformados por el Museu de la Mina, el Museu de la Història de Mequinensa i el Museu del Passat Prehistòric con el objetivo de difundir el patrimonio minero e histórico de la localidad, y en especial del Poble Vell de Mequinensa, desaparecido y derribado bajo el río Ebro tras la construcción del embalse de Ribarroja. Su ubicación se encuentra en el Grupo Escolar María Quintana construido en 1927, que anteriormente había albergado las escuelas de la antigua población.

El Museu de la Mina, una galería de un kilómetro excavada a los pies del Castell de Mequinensa totalmente accesible, explica al detalle todos los sistemas de explotación de lignito y la maquinaria utilizados en las minas de la localidad a lo largo de más de un siglo y medio. El Museu de la Història repasa la historia del municipio a través de la influencia que el agua ha tenido para la población así como el trágico final, por la construcción del embalse de Riba-roja, que supuso para su villa milenaria. Además dispone de un espacio dedicado a la figura del escritor de Mequinenza Jesús Moncada, autor de obras como “El café de la Granota” o “Camí de Sirga”, y de un espectacular mural de 12 metros de largo por 2,5 de alto que se reproduce una fotografía de la fachada fluvial de la Mequinenza de principios del siglo XX cedido por el Ayuntamiento de Amposta. En el Museu del Passat Prehistòric pueden visitarse las reproducciones de algunos de los yacimientos arqueológicos más importantes hallados en el término municipal, algunos de ellos sumergidos bajo las aguas del Ebro.

Los visitantes, además, podrán visitar las calles del Poble Vell, cuyo trazado se ha recuperado para convertirse en el Parque de la Memoria donde se organizan rutas literarias basadas en la literatura de Jesús Moncada en cuyas obras permanece vivo el recuerdo de la antigua Mequinenza, donde nació y vivió el escritor. El Albergue Municipal “Camí de Sirga” se encuentra situado en la planta superior del edificio de las Antiguas Escuelas de la antigua población de Mequinenza, construido en 1927. Totalmente remodelado y equipado, tienen una superficie útil de más de 600 metros cuadrados repartidos en 12 habitaciones, con un total de 80 plazas.

error: