Imagen de entrada de blog: El descenso del nivel de agua embalsada en Riba-roja pone al descubierto el desastre que supuso para Mequinenza el desembalse de Barasona