Los alumnos de infantil del Colegio María Quintana disfrutan con los talleres inmersivos de los Museos de Mequinenza

Los Museos de Mequinenza ponen en marcha una serie de talleres al público más joven pensadas para que puedan conocer el pasado histórico de la población de una manera didáctica e inmersiva.

Más de 20 alumnos de infantil del Colegio María Quintana de Mequinenza disfrutaron de una soleada mañana en la que disfrutaron de diferentes talleres pedagógicos adaptados a sus conocimientos. En el primero de ellos, conocieron de primera mano cómo se vivía en la Prehistoria y cómo eran las pinturas rupestres en el Museo del Pasado Prehistórico. Seguidamente fueron ellos los encargados de realizar sus propias pinturas rupestres mediante los mismos elementos que disponían los primeros seres humanos.

A continuación, se trasladaron hasta el Museo de Historia donde pudieron descubrir más sobre la historia de Mequinenza y el traslado de la antigua población hacia la nueva tras la construcción del Embalse de Ribarroja. También realizaron sus propias obras de arte, inspirándose en la colección de pinturas de Jesús Moncada que alberga el propio Museo. Finalmente, la jornada terminó cogiendo un casco y recorriendo los más de 1.000 metros de galerías que conforman el Museo de la Mina.

Els Museus de Mequinensa ofrecen estas actividades a los diferentes centros educativos que visitan sus instalaciones. Se trata de actividades, dirigidas al público infantil, que pretenden que la visita se convierta en una verdadera experiencia para los más pequeños a través de la experimentación directa.

 

error: