El XXIV Dia de la Bicicleta de Mequinensa reuneix 340 ciclistes de totes les edats

Esta actividad deportiva y familiar volvía a celebrarse tras la suspensión el año pasado por la alerta sanitaria por la Covid-19.

L' Día de la Bicicleta de Mequinenza volvía tras el obligado parón por la pandemia de la covid-19 con el recorrido modificado por el hecho que no autoriara a los organizadores, Club Ciclista Mequinenza i Ajuntament de Mequinensa, a utilizar la N-211 hasta el Refugio de Pescadores. Una situación que ha obligado que la celebración de la vigésimo cuarta edición de la prueba se realizara sin pisar la travesía utilizando el víal, el paseo fluvial y la zona del Espigon, donde se ha instalado la zona de avituallamiento.

Las condiciones climatológicas han acompañado, con una temperatura agradable y una ligera brisa, cosa que facilitado el esfuerzo de los 340 participantes en esta prueba no competitiva, una cifra algo inferior a las ediciones anteriores, y que se ha incluido en el programa de actos del Septiembre Cultural de Mequinenza siguiendo en todo momento las recomendaciones de las autoridades sanitarias y las restricciones vigentes que han hecho que no se instalara el tradicional castillo de hinchables en la Plaza del Ayuntamiento al finalizar el recorrido.

En el apartado de premios Alberto Oliver i Carmen Beltrán, de 76 y 70 años respectivamente se han llevado los premios al participante más veterano mientras que Ian Palau i Alba Lasdiez, de 5 y 4 años, se han llevado el trofeo a los más jóvenes. Un año más la peña “No m’anrredos” se han llevado  el jamón como grupo más numeroso. El premio a la bici más “vintage” ha sido para Sergio Soler y a la bici más original para el tándem de Adam Rahibi i Poldo Sillué.

En el acto de entrega de trofeos han participado Tony Borbón, presidente del Club Ciclista Mequinenza, Antonio Sanjuán, alcalde de Mequinenza, Débora Bravo, concejal de deportes y Pili Catalán, concejal del Ayuntamiento de Mequinenza.