La presentación del libro «Los que dejaron su tierra. Crónicas de la despoblación en Aragón” en Mequinenza pone de manifiesto la lucha constante de los municipios por mantenerse vivos

La publicación, obra de siete periodistas, habla de despoblación volcando las historias de las personas que la sufren en todo el territorio. En el coloquio posterior se ha pedido más compromiso de las instituciones para hacerle frente.

El Espacio Jesús Moncada del Museo de la Historia de Mequinenza acogía la presentación del libro “Los que dejaron su tierra. Crónicas de la despoblación en Aragón” que ha estado acompañado de un interesante debate sobre la despoblación. Un proyecto que nació de una serie de reportajes elaborados por siete periodistas y publicados en la edición aragonesa de eldiario.es que se ha convertido en una publicación gracias al micro mecenazgo.

En el acto han participado dos de los autores, Óscar Senar y Óscar Fernández Civieta, Maite Moret, de la Universidad de Zaragoza, y Magda Godia, alcaldesa de Mequinenza, que daba la bienvenida asegurando que la localidad “era el sitio idóneo para presentar el libro por lo que ha significado para nosotros dejar un pueblo y tener que empezar la vida en otro lugar”. Además re refería al espacio que ha albergado el acto “que pretende recuperar nuestro pasado y ponerlo en valor, convirtiéndolo en un polo de atracción de visitantes y de oportunidades”.

Fernández Civieta, explicaba cómo nació el proyecto  hasta convertirse en realidad “desde una serie de artículos sobre despoblación publicados en la edición aragonesa de eldiario.es que despertó el interés de nuestros lectores”. Aseguraba que es un libro “sobre despoblación que no tiene mapas porque lo que hemos querido es volcar las historias de las personas que sufren la despoblación”. Reconocía en ese sentido “que ya es tarde para muchos pueblos, pero creemos que hay salida para muchos otros algo que está ligado a una mejora de las condiciones de vida de las personas”.

Por su parte Óscar Senar se refería a su aportación al libro que ha girado en torno a la literatura y como ha explicado la despoblación deteniéndose en  escritores como Ramón J. Sender o del mequinenzano Jesús Moncada del que recordaba una frase en uno de sus libros que define el proyecto: “un día tendrá que contarse lo que sucedió aquí”. Afirmaba que quizá en el caso del Bajo Cinca “no tiene un gran problema de despoblación” pero, entre risas, recordaba que en su Belver natal “hay dos tanatorios y una guardería”. Se refería a la inmigración y a su papel “nuestra comarca se globalizó como 20 años que el resto del mundo porque descubrimos la multiculturalidad” refiriéndose a una obra del escritor de Zaidín Francesc Serés. Por último se refería a la importancia de la cultura para vertebrar un territorio de la que decía “es un elemento muy importante para arraigar la población”.

La mequinenzana Maite Moret se centraba en la figura de Jesús Moncada, que en sus obras retrata el trauma de la desaparición de la antigua Mequinenza por la construcción de los embalses y su labor de conservación de la memória, y en la mujer ya que “cuando se habla de despoblación las fotos de portada son sólo de hombres, cuando muchas mujeres emigraron a Alemania o a Suiza a trabajar que no se contabilizaban”. Afirmaba que “yo soy una persona que ha emigrado y aún no ha vuelto”, reconocía que es complicado con determinados profesiones pero ”trabajamos por nuestros pueblos desde otra manera. A mí me ha dado por dignificar nuestra lengua”.

Tras la presentación se ha abierto un coloquio en el que se han abordado diversas cuestiones relacionadas con la lucha contra la despoblación. Alguna de las propuestas pasan por aprovechar los recursos de los que se dispone en el territorio  para fijar población, la necesidad de poner en marcha proyectos que no sean necesariamente grandes pero que acaben calando o pensar, a preguntas de algunos jóvenes que han acudido a la presentación, en las nuevas generaciones. La conclusión que ese trabajo se debe hacer de forma conjunta, entre todos, para que la gente del medio rural que decida quedarse pueda vivir bien.

“Los que dejaron su tierra. Crónicas de la despoblación en Aragón”

El objetivo del libro, cuya publicación se ha financiado por crowdfunding, es poner sobre la mesa un problema, la despoblación, que, en el pasado, ha estado sometido a muchas palabras y pocas soluciones reales. Por eso, los autores, siete periodistas de eldiario.es, han querido repasar el antes, el ahora y el después desde una visión optimista, y tratando de mostrar que la salida ha de ser una oportunidad de mejora.

Se divide en 7 capítulos: “El país que dormía entre elefantes”, obra de Eduardo Bayona en el que aborda la industrialización y la construcción de embalses como el de Mequinenza, “Palabras, palabras”, de Marta Salguero en la que trata de lo mucho que se ha dicho y de lo poco que se ha hecho desde las instituciones, “Las distancias no se miden en kilómetros, sino en tiempo”, de Elisa Alegre en el que aborda la falta de infraestructuras, “Despoblación, femenino, singular”, de Ana Sánchez Borroy que habla de la mujer rural la que más emigró, “La necesidad de contarlo”, de Óscar Senar en el que muestra como la literatura ha explicado la despoblación, “Los deportistas y el medio rural: Exilios voluntarios para llegar a lo más alto”, de Miguel Barluenga en el que pone de manifiesto los esfuerzos para poder triunfar, y “La despoblación en cifras”, de Óscar Fernández Civieta en el que pone a relucir la cifra de que 1 de cada 4 pueblos de Aragón está en riesgo de desaparecer.

El prólogo corre a cargo de Luis Antonio Sáez Pérez, director de la cátedra sobre Despoblación y Creatividad de la Universidad de Zaragoza – Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), y la introducción de Ignacio Escolar, director y fundador de eldiario.es. Las ilustraciones que acompañan a los textos son obra del ilustrador Chema Cebolla.

error: